Empresa Integridad Protección Catódica

La protección catódica explicada

La protección catódica es un método para prevenir la corrosión en estructuras metálicas enterradas y sumergidas. Permite prolongar la vida ampliamente la vida de las estructuras, obteniendo tanto altos beneficios a la seguridad y confiabilidad de las instalaciones, como significativa reducción de costos totales durante la vida de los activos. 

Se emplea comúnmente para proteger numerosas estructuras contra la corrosión, como ductos, tanques, recipientes, embarcaciones, pilotes, muelles, flotadores marinos, equipos submarinos y otro gran número de aplicaciones, básicamente todas las estructuras metálicas enterradas o sumergidas.

Principios básicos de la protección catódica

El principio se basa en convertir áreas activas de una superficie metálica en pasivas, es decir, convertirlas en el cátodo de una celda electroquímica. Obtenga más información sobre la corrosión aquí.

Mediante el suministro de corriente impresa o galvánica, el potencial del metal se reduce, el ataque de corrosión cesa y se logra la protección contra la corrosión. Los métodos de protección catódica según la fuente de energía empleada pueden ser los siguientes:

Protección catódica por ánodos galvánicos de sacrificio

El método más simple para aplicar protección catódica es conectando el metal a proteger (cátodo) con otro metal que se corroe más fácilmente, para que este último actúe como ánodo. El zinc, el aluminio y el magnesio son los metales comúnmente utilizados como ánodos para proteger estructuras en acero o hierro.

Como el voltaje de activación de los ánodos de sacrificio es bajo en comparación con los ánodos de corriente impresa, los ánodos de sacrificio deben estar bien distribuidos y ubicados más cerca del área que se está protegiendo. Es factible su empleo cuando se requiere de protección puntual y la inversión en presupuesto es inferior a la requerida por sistemas de corriente impresa. 

anodos de sacrificio para estructuras onshore y offshore

Protección catódica de corriente impresa (ICCP)

Los sistemas ICCP (impressed current cathodic protection), utilizan energía eléctrica proporcionada por una fuente de alimentación externa de corriente continua regulada, a través de un panel de control. El panel de control regula la corriente necesaria para polarizar la superficie a proteger.

 

La corriente protectora se distribuye mediante ánodos inertes, especialmente diseñados, generalmente empleando un material conductor que no corroe con facilidad. Uno de los tipos de ánodos ICCP más comunes para la aplicación con los ánodos de «MMO (Mixed Metal Oxide) / Base Ti (Titanio)», que consiste en un sustrato de titanio (Ti) recubierto con un óxido metálico (MMO).

En Tecna ICE contamos con amplia experiencia y personal altamente especializado en protección catódica, control de corrosión e integridad de instalaciones on-shore y off-shore, certificados NACE (AMPP).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir WhatsApp
1
💬 Necesita ayuda?
Hola 👋🏻👋🏻 Bienvenido a Tecna ICE
Nuestros expertos están para aclarar sus dudas.